Navidad

Escribo esto a las 5 de la mañana , en vísperas de la Navidad , con  dolor. En mi alma por la incertidumbre de lo que vendrá. El no saber  que me espera me causa mucha ansiedad , tengo dolor , preocupación , mucho pesar y hasta la esperanza parece querer huir de mis manos. Pero es Navidad debería escribir algo bonito que le de esperanza a la gente , que les haga  ver que. El dolor es pasajero, que los problemas pasan … Pero no puedo , es mucho en pesar que llevo. Quisiera poder decir algo que consuele a la gente que está sufriendo pero soy yo quien necesita consuelo, Dios mío quisiera poder entender por lo que pasó , poderle dar sentido a estos momentos , nunca he pasado una Navidad con esta sensación, pero comprendo que siempre hay una primera vez. 

Descubro pues que  estoy solo ,que no tengo a nadie que me pueda ayudar y esta triste sensación que llevo no se cómo manejarla. Siento que lo he perdido todo, y solo yo soy el culpable , todo es mi culpa y lo acepto por eso no pido a Dios ayuda , no pido su consuelo , porque sé que esto y más  es lo que merezco . Luego veo y veo a mi familia preparando la cena de Navidad y los regalos , veo a la gente en la calle estrenada por las compras, veo a la gente con sus miserias y no me veo distinto a ellos. Nadie te mira a ti en ese miserable pesebre , nadie mira a tu madre desesperada buscando un lugar para poder darte a luz, nadie ve a ese carpintero angustiado por qué el hijo de Dios no tiene un lugar digno para nacer, tan solo un comedero de animales sucio  y descuidado , en un pesebre lleno de excremento de animales es el único lugar que han encontrado para que puedas llegar a este mundo. Así me siento como ese pesebre sucio, llenos de excremento indigno de poder recibirte pero descubro que esa es tu voluntad , haz sido tú quien ha dispuesto ese lugar , no importa cuánto nos esforcemos no podremos cambiar las cosas , tú no pides más solo pides aceptar tu voluntad. Aquí estoy como ese hediondo lugar indigno de recibir al creador del universo , con las mismas dudas e incertidumbre con las que María y José debieron pasar pero cuya humildad les llevó a comprender que es así como tú lo haz querido. Aún hay tiempo para arreglar este pesebre, aún hay tiempo de preparar el corazón, aún hay tiempo para recibirte porque la Navidad está por venir.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s